• “Estamos viviendo una crisis sanitaria que nos ha llevado a tener que poner todos nuestros esfuerzos, pero no podemos descuidar la seguridad de las personas y las familias de la región, que también es una prioridad que tenemos como Gobierno”, comentó la Intendenta Rebeca Cofré.

Vía remota a través de zoom se llevó a efecto la sesión del Consejo Regional de Seguridad Pública de O’Higgins, instancia presidida por la Intendenta Rebeca Cofré y que tenía por objetivo analizar y fijar las directrices en materia de seguridad pública. Así, se aprobó el Plan de Prevención de Delitos y Violencia para el año 2020, que fijó 4 áreas como prioritarias en el trabajo de seguridad pública: violencia intrafamiliar, drogas, robo en lugar no habitado y consumo de alcohol y ebriedad

La Intendenta Rebeca Cofré señaló que “estamos viviendo una crisis sanitaria que nos ha llevado a tener que poner todos nuestros esfuerzos, pero no podemos descuidar la seguridad de las personas y las familias de la región, que también es una prioridad que tenemos como Gobierno”, comentó la Intendenta Rebeca Cofré.

“Hemos aprobado el Plan Regional de Seguridad Pública -agregó Rebeca Cofré- que fija cuatro prioridades muy importantes, que tiene que ver con la violencia intrafamiliar, que es una realidad que afecta hoy a muchas mujeres y sus familias producto de esta pandemia, además de todo lo que tiene que ver con la Ley de Drogas, que también es un tema, y lo relacionado con el robo en lugar no habitado y el consumo de alcohol, que ha aumentado producto de esta situación que vivimos. El Presidente Sebastián Piñera nos ha pedido que la seguridad siga siendo una prioridad y que sigamos trabajando en entregar mayor seguridad a las familias, y es en esa línea que estamos trabajando, atendiendo también las necesidades más urgentes producto de la pandemia”, finalizó la Intendenta de O’Higgins.

FOCO EN 4 DELITOS
Los cuatro delitos en que se focalizará el trabajo, violencia intrafamiliar, ebriedad y consumo de alcohol, infracciones a la ley de rrogas y robo en lugar no habitado, presentan una alta concentración delictual, aumento en su variación interanual y/o tasa sobre las nacionales.

La Coordinadora Regional de Seguridad Pública, Macarena Matas Picart, indicó que “la seguridad es una tarea de todos, desde sus distintos ámbitos de acción. Como instituciones debemos conversar y coordinarnos para resguardar la seguridad de la comunidad en general. Este es un momento de unidad ante la pandemia, y de mayor unidad para enfrentar, en este contexto, las problemáticas delictuales en cada comuna”.

“Hemos trabajado de manera directa con las instituciones para buscar las acciones más adecuadas para desarrollar en el territorio, considerando las características de los delitos, pero también el desafío de realizarlas en este contexto de distanciamiento físico. De esta forma buscamos trabajar mancomunadamente para mejorar la seguridad de todos los habitantes de la Región de O’Higgins”, agregó Macarena Matas, quien es además la secretaria ejecutiva de la mesa regional.

La sesión del Consejo Regional de Seguridad Pública contó con la participación de los Gobernadores Provinciales, las seremis de Justicia y de la Mujer y Equidad de Género, Bárbara Perry y Marcia Palma, respectivamente; el fiscal jefe de la Unidad de Focos de la Fiscalía Regional, Carlos Fuentes; el Defensor Regional, Claudio Aspe; el Jefe de Zona de Carabineros de Chile, General Álex Chavan; el Jefe de Región Policial de la PDI, Prefecto Inspector Lautaro Arias; además de los alcaldes de Palmilla (Gloria Paredes), Rengo (Carlos Soto), Mostazal (Sergio Medel), Paredones (Sammy Ormazábal) y Pichilemu (Roberto Córdova); y los encargados y directores de seguridad de las comunas de la región.

El Plan Regional de Seguridad Pública se enmarca en la ejecución regional de la Política Nacional de Seguridad Pública, y constituye un instrumento de gestión orientado a la prevención y control de delitos, incivilidades y violencias en el nivel regional.